miércoles, 2 de enero de 2008

Años que vienen, años que van, años que se quedan haciendo chaflán

Vamos a revolcarnos en el tópico de hablar del año que se ha ido, que no ha sido especialmente diferente al que ya dejamos hace trescientos y pico días. Han muerto un montón de personas y han nacido un montón de chinos, vaya por dios, que la balanza de la natalidad nos llevará al amarillo como color, hay que joderse. Nos tiramos todos los ochenta y casi rozamos los noventa temiendo que en medio de una digestión se levantara un ruso con un pedo cruzado y nos mandara a todos los habitantes del mundo a sacarle la roña de las uñas al mismísimo Satanás. Al final, cuando aún no habíamos digerido toda esa propaganda que nos habían hecho tragar, se cae el telón de acero, se reparten las migajas entre los cuatro que no van rebuscando por los cubos de basura los culos de las botellas de vodka, se meten de cabeza en el capitalismo en un caiga quien caiga del que todavía va cayendo gente y ya está. La cara de gilipollas que se le quedaría al que se rehipotecó tres veces en yankilandia para pagarse un refugio nuclear. Una amenaza mundial que desaparece, o que nunca existió, que de eso creo que va este cuento. Con la caída del telón de acero y de la URSS se acabaron los bailarines, los violinistas los científicos locos y las novias por catalogo (las que estaban jamonas de verdad, porque hoy en día por el escalón del P.I.B. te puedes traer a una tía con pinta de travesti y trenzas en las piernas). Ahora le toca desarrollarse los chinos, que evidentemente también saben hacerse sus propios ferrocarriles. La gente empieza a elucubrar con que si siguen con el crecimiento que llevan (a mi los números me importan una mierda, además, me costaría menos buscar como crecen mis amarillos amigos que escribir lo que hay en este paréntesis) serán los amos del mundo en menos de diez años... paparruchas. Que si investigan y andan jodiendo con la energía nuclear, me parece muy bien, me fío mas de ellos que de mis amigos los yankies, esos si que han jodido lo bueno que había y joderán la fiesta seguro a los que vengan.
Y te preguntarás porque coño me he puesto ha hablar de los chinos cuando iba a hacerlo del año nuevo… Pues muy fácil, porque si esos cabrones acaban dominando el mundo vamos a tener que celebrarlo en febrero y eso que no me lo toquen, ni eso ni la eñe.
Volviendo al tópico me he propuesto este año aprender inglés, buscarme un trabajo de verdad, aprender a tocar la guitarra, me cueste lo que me cueste, no fumar en el salón y correr todas las mañanas una hora…
De todas estas la única que he cumplido es la de fumar en la cocina, porque me obliga mi parienta, lo demás me parece que no lo voy a hacer, porque si cumplo todas mis metas, que voy a proponerme para el 2009!!
Lo de escribir en este mi blog, compartido como sabéis, lo voy haciendo y formaba parte de mis promesas de no me acuerdo ni de que año, pero me está resultando menos pesado y bastante mas agradable de lo que me esperaba, faltan ciertos retoques tanto visuales como de contenido porque sigo en la misma nube y no se todavía con que rellenar estas páginas del espacio virtual pero conseguiré al final escribir de algo que me interese a mí y a vosotros… A vosotros … feliz año 2008.

2 comentarios:

Bor Harper dijo...

Pues no ha sido tan dificil encontraros.

Por cierto, vaya diseño con más poca gracia.

un prim dijo...

Tú si que tienes poca gracia...

aquí se viene a echarnos flores.

o no se viene.

un abraso