miércoles, 2 de enero de 2008

Labor de Frikis

Presentarse en un blog es absurdo. Aún así, lo voy a hacer. Soy así de envidioso. He pensado mucho (o poco) en qué decir en éste, mi primer post. Enseguida he empezado a filosofar sobre por qué se presentaría uno en un blog. Primero, la mayoría de lectores te conoce. Segundo, para qué quieres decir cómo eres si vas a escribir un montón de cosas que te van a acabar definiendo. Que juzgue el pueblo, ¿no?

Conclusión, presentarse parece no tener sentido. De ahí que lo haga. Para ello, voy a regalar mi opinión sobre el mundo de los blogs. Y digo regalar porque la mayoría de mis opiniones son consideradas “gratuitas”.

Escribir un blog es como crear un plan para dominar el mundo. Cualquiera puede tener la idea, pero siempre es más fácil llevarla a cabo si tienes colaboración (un primo en el primer caso, o un ejercito de robots indestructibles en el segundo…).

La técnica, al parecer, es sencilla. Basta con coger lo primero que te pase por la cabeza y… descartarlo. Luego escribe lo segundo que pienses. Las cosas nunca salen del todo bien a la primera. Por lo demás, hay que abusar de los puntos suspensivos, de los paréntesis (sobre todo para soltar chistes malos) y de todo tipo de elipsis. Ser gracioso. Mantener el interés. Sorprender al lector… no vivimos de esto. Asumimos que cualquiera que nos lea es amigo nuestro o podría serlo. Hay que asumir las limitaciones propias. Mientras no nos aburramos escribiendo irá bien.

Bien, llevo medio folio. Es el momento de mirar el post anterior (el de mi primo) y empezar a fusilar ideas. Realmente es muy posible que acabe hablando de todo lo que se censura arriba. No tengo mucho en común con ese primo mío. La nuestra es una vida de contrastes. Son pocas las filias que tenemos en común. Y aún menos las fobias.

Bueno, creo que los dos odiamos a los gatos.

De todas maneras, apostaría mi testículo izquierdo a que la mitad de lo que aparece escrito en estos dos posts es mentira. Y seguro que si alguien aceptara, sería un tío con cuatro testículos.

Lo que sí está claro es una cosa: nunca sabrás quién de los dos ha escrito cada post. Puede que lo imagines, pero no lo sabrás. Hace años que nos hacemos pasar el uno por el otro sin que nos pillen. Podemos imitar nuestra forma de escribir. Incluso es posible que hayas hablado por teléfono con uno de nosotros y realmente fuera el otro. ¿Qué?, ¿que crees que puedes distinguirnos? No podrás. Quizá sea parte de la diversión de éste proyecto. Entre otras, claro.

Una cosa es cierta. Hay más de diez dedos escribiendo este blog. Y por lo menos tres testículos.

En fin, que se acaba el tiempo de las presentaciones. Si quieres saber más, vuelve. Antes de acabar, voy a seguir un consejo que me dieron hace mucho tiempo y que siempre me ha servido: “Antes de terminar un texto vuelve al principio y piensa en por qué empezaste a escribirlo. Quizá te den ganas de añadir algo.”

Siempre he tenido tendencia a divagar. Empiezas a hablar de un tema y te lías, te lías… una cosa lleva a la otra, y nunca sabes dónde acabas. Miro el texto y veo dos cosas claras. Una, he sido más serio de lo habitual en mí. Dos, me he dispersado menos de lo habitual en mí. Sobre esta tesis, la conclusión es sencilla: como presentación, no ha sido demasiado efectivo. Entonces, ¿para qué esta pérdida de tiempo?

Labor de frikis.

1 comentario:

Flameador dijo...

Llego tardío a este, oh vuestro blog, y no puedo más que desearos lo mejor, con un par de matizaciones.

Lo que se ha dicho en el post anterior está siempre abajo en los blogs, imagino que en un intento de mantenernos siempre actualizados cada vez que entramos. Piense en eso señor primo cuando escriba. Igual este comentario es una tontería como la copa de un pino pero bueno, si hay que ponerse frikismiquis, se pone.

Por otro lado, esa afirmación tan categórica de que nunca sabremos quién escribe, bueno, vale, pero tendríais que evitar filias personales porque pueden distinguiros, o no.

Yo no tengo blog, ni ganas, por lo que os admiro desde ya por tener la paciencia de actualizar estas cosas, pero mira, me apetece declararme flameador oficial. Un flame, en los newsgroups es, en resumidas cuentas, un cacho cabrón que azuza al personal y que aumenta los rankings de visitas que parece que os interesa. Son seres necesarios que dan vidilla a las cosas (no confundir con troll, esos son los primos de abajo y son unos cacho joputas de tomo y lomo), aquí teneis una definición bastante buena
http://tinyurl.com/byavd

Y nada, despedirme, que ustedes lo blogueen bien y aquí nos veremos dando caña.