lunes, 31 de marzo de 2008

El ídolo del mes: Marzo 2.008 - Hristo Stoichkov

Hristo. El hombre.

Nacido en Plovdiv (Bulgaria) en 1966, llegó al Barça en 1990 para liderar el famoso “dream team” que ganó, entre otros, cuatro campeonatos de liga consecutivos y una champions. 400 millones de pesetas de la época tuvieron la culpa.

Realmente, era casi un desconocido cuando fichó por el Barça. Cierto que venía de marcar 38 goles en 30 partidos y ser bota de oro compartida ni más ni menos que con Hugo Sánchez, pero eso, en Bulgaria, parece ser que lo hubiera hecho cualquiera. Una apuesta arriesgada, ya que el CSKA de Sofía tampoco era una gran potencia futbolística, como por ejemplo el Estrella Roja de Belgrado del que salieron otros craks de la época, pero el tiempo dio la razón (una vez más) a Núñez. Otra cosa no, pero los Núñez, Gaspart, etc., fichar, lo que se dice fichar, sabían. Traían a los mejores. Otro tema es que funcionaran…


Total, que llegó el gran Hristo y empezó el espectáculo. 76 goles en 5 temporadas (solo en liga -en 151 partidos- promediando un gol cada dos partidos, que no está nada mal para jugar de extremo izquierdo). El gran acierto de la teoría Cruyff. No se trata de ESTAR en el sitio del delantero centro sino de LLEGAR al sitio del delantero centro. Esta táctica fue la que más frutos le dio al genio holandés. Cuando la rompió (con Romario), vino la debacle. Perdió la identidad, el fútbol de extremos, sin delantero centro, con los medias puntas llegando de atrás, y, con los cuatro del Milán, se acabó el ciclo. Pero eso es otra historia. Y otro ídolo, Romario, que acabará teniendo su sitio en esta sección.

Grandes momentos de la historia del fútbol. Esos goles llegando en diagonal desde la izquierda, de disparo seco a la cepa del poste… se me ponen los pelos como escarpias. Ese pisotón a Urizar… por el que al final le metieron casi media temporada de sanción. Pero realmente, lo importante es que él era el espíritu del dream team.



Zubizarreta, Ferrer, Koeman, Eusebio, Guardiola, Amor, Beguiristáin, Bakero, Goikoetxea, Laudrup, Stoichkov… ese 3-1-3-3 que tantas alegrías nos dio a algunos. Una orgía de ocasiones de gol, un equipo que igual marcaba 4 goles, pero que fallaba 20 más. Espectáculo en estado puro. Y faltan Nadal, Sergi, Abelardo, Julito Salinas y algunos más. Y Busquets… jejeje. Realmente, fueron los que sacaron al Barça de la mediocridad de los 80, y crearon una escuela de fútbol ofensivo, al toque, que aún perdura en el Barça, con ese reguero de medio-centros de toque como Xavi, Iniesta, Cesc, Arteta y otros tantos.


Youtube nos proporciona un resumen de sus goles. Mirad, mirad...

http://es.youtube.com/watch?v=2ojTpoATRkw

Extras del DVD: obviemos los primeros, que son un poco flojitos. Aguantad un minuto, entonces viene un gol al Atleticp de Madrid, con cantada espectacular de Abel (creo) y, a partir de ahí, el espectáculo. ¡Cómo se va en velocidad!

Por cierto, detalle, acabando siempre con tiros rasos, a la cepa, donde duele...


En fin, fútbol de otra época. Balón de oro cuando le daban ese premio a los mejores, y no a centrales italianos mediocres. Fue en 1994. El año anterior había sido nada menos que Roberto Baggio, y el siguiente lo fue George Weah. Bota de oro en el mundial de ese mismo año, premio que se llevaría Suker en el 98, y que en el 90 se había llevado ni más ni menos que el gran Totó Schillaci…

Un crack. El mejor.

2 comentarios:

Alfonso Rodríguez dijo...

Grandioso el video. Hristo the fucking lord, sin discusión.
Por cierto, propongo un minuto de silencio en memoria de ese gran hombre (un poco hijoputa, eso sí), llamado Charlton Heston. A pesar de pasar sus últimos días en un Adolfo Suárez Style siempre será ese machote pecholobo que nos dio grandes momentos. Me dice un compañero que ahora ya sólo quedan Sean Connery y Clint Eastwood y que en cuanto estos palmen, el mundo estará dominado por maricones.

un prim dijo...

A ver, el mundo ESTÁ dominado por maricones. EStos son los líderes de la resistencia, pero se nos van...

Solo quedan dos, como Luke Skywalker y Han Solo. Pero joder, están viejos como perros!!!

Que será de nuestras vidas más allá...