martes, 18 de marzo de 2008

La vida sigue igual

Hace ya la friolera de un mes desde que escribí mi último post en este blog. Estoy lleno de trabajo, y vacío de tiempo libre. Pensaba escribir algo el día de mi cumpleaños, pero al final no pudo ser. Empezaré por ahí: Más viejo que un perro. Así estoy. 32 palos, un señor de edad. Senecto. Achacoso.

Por cierto, que realmente quería escribir el día de mi cumple para agradecer a todos los que se acordaron de felicitarme dicho acto, sobre todo teniendo en cuenta que yo soy EL PRIMERO QUE NO SE ACUERDA DE LOS CUMPLEAÑOS. Aún así, sigo teniendo amigos que me llaman y me felicitan. Tras años y años de recibir por mi parte llamadas y mensajes con varios días de retraso, y eso en el mejor de los casos. Os quiero chicos. A los que no me felicitasteis, pues también os quiero, pero menos…

Es broma. De hecho, quiero aprovechar para felicitaros a todos, por si acaso. Es más, igual a partir del año que viene, en vez de felicitaros el día de vuestro cumpleaños, os felicito el día del mío. Así seguro que no me olvido. Aunque quién sabe, con la puta cabeza esta que tengo… gorda y llena de tonterías.

Pero bueno, dejémonos de sensiblerías. Volvamos a la cruda actualidad.

LA VIDA SIGUE IGUAL.

Han pasado no sé cuantas semanas y nada cambia. ZP sigue de presidente, Obama sigue pareciendo el próximo presidente de los USA, el Barça sigue dando asco, la bolsa sigue fatal, las hipotecas siguen atroces, el gasoil venga a subir, la faena venga a aumentar… todo como siempre. Así que continuaremos este blog como si nada hubiera pasado. Como si el último comentario hubiera sido anteayer. Realmente, si no miras la fecha, no te das ni cuenta.

Estancamiento vital. No pasa nada interesante en el mundo, al parecer. Uno tiene que tirar de inventiva para rellenar unas líneas más. Porque grandes noticias como que Madonna publique disco, a mí por lo menos, me la sudan. Uno intenta aprovechar las vacaciones para escribir algo en el blog y resulta que no tiene mucho que decir. Bueno, realmente si que pasa alguna que otra cosa, pero no quiero hablar de ellas. Ni vosotros oír hablar de ellas. Cinco años de guerra en Irak, por ejemplo. Gran efeméride.

Lo suyo sería escribir de cosas alegres. El lado lúdico de la vida. Pero es que, al parecer, estoy un poco taciturno últimamente (eso dice mi señora). Grunge tardío, parece ser.

Pero bueno, sólo es la previa de las vacaciones. Mañana San José (felicidades jefe, felicidades Fini, felicidades Pepico, felicidades Pepot, felicidades suegro, felicidades mamá…), dormiré hasta mediodía y, con un poco de suerte, me cambiará el humor. Mi idea, un post cada dos días. Objetivo más que alcanzable. Otra cosa es que sean divertidos. Haremos lo que podamos. Por cierto, este no cuenta, que lo he escrito en la oficina. Son 6 días de vacaciones, 3 posts, escritos en casa, como Dios manda.

Seguimos en contacto.

2 comentarios:

meteorito dijo...

Hola... estuve en los Madriles en semana santa y me acordé de tí... teníamos el hotel en la calle Zurbano, jijijiji...

un prim dijo...

Zurbano, Zurbano, agárramela con la mano..

Zurbano, Zurbano, que te endiñen por el ano...

A ver si pido la cuenta ya de la empersa esta de las pelotas y me vuelvo, que estoy hasta las pelotas ya!!!